Banco Malo

Publicado por: Javier Muñoz. Categoría(s): Sector Financiero .

imagen de Banco Malo

Dentro de unos días el Consejo de Ministros aprobará la creación del llamado “Banco Malo”, en relación a este tema hice un comentario en el Grupo de Linkedin F1Pyme donde explicaba el concepto de Banco Malo que ahora recupero en este artículo.

Un BANCO MALO es aquella entidad o institución financiera que se encarga de transferir los activos tóxicos de las entidades bancarias, donde se incluyen aquellos fondos de inversiones de pésimas condiciones y que se crearon a partir de hipotecas o créditos a personas con poca solvencia económica, a un Organismo Público que se encargaría de liquidar los pagos.

En pocas palabras, el Estado compra aquellos créditos con alta probabilidad de resultar poco rentables para el banco, y lo hace a un precio que estaría entre el valor del mercado y el valor contable del activo, es decir, el Estado se haría cargo de una parte de la minusvaloración del crédito.

Finalmente, estos activos al venderse causarían pérdidas, una cifra que dependería de la gestión de este tipo de bancos. Como podéis imaginar, los principales afectados son los contribuyentes y es que éstos serían los encargados de pagar parte de las pérdidas debido a la mala gestión bancaria.

Ante esta situación ¿Cómo actúan los bancos afectados? Los bancos con más “ladrillo” han vendido hasta junio unos 18.000 pisos, una actividad que se ha acelerado ante la inminente aprobación del «banco malo», que les obligará a aflorar pérdidas. La venta de pisos en una etapa de recesión es difícil, y las entidades han empleado fuertes descuentos, por ejemplo, entre el 40 y el 60 % del valor de algunos pisos.

La valoración de los activos es un asunto muy delicado. Por un lado, si el precio que se paga por los activos inmobiliarios es alto, el ‘banco malo’ posteriormente se vería obligado a venderlos a un precio inferior y entrar en pérdidas. Por otro lado, si se paga a un precio más bajo al que aparece en los balances de los bancos, serán los bancos los que tendrán que asumir pérdidas contables, en una etapa en que ya están en una posición delicada después de varios años de crisis.

Un Banco malo Estatal en Irlanda: NAMA Como experiencia de lo anterior la Agencia Nacional para la Gestión de Activos (NAMA, por sus siglas en inglés), publicó que el «banco malo» creado por el Gobierno de Irlanda en febrero de 2010 para absorber los activos tóxicos del sistema financiero de ese país, obtuvo un beneficio neto de 247 millones de euros en 2011, frente a las pérdidas por 1.180 millones que registró en 2010, durante su primer año de vida." Claro que habría que saber si perdieron y cuanto los contribuyentes de ese país. Un Banco malo no Estatal en España: Criteria Caixa

En el verano de 2011, La Caixa, debido a los problemas económicos, decide reorganizarse y reactivar CaixaBank, que está libre de activos tóxicos, que pasan a una nueva entidad, Criteria CaixaCorp 2.0 inmobiliaria,  apareciendo así como el primer banco malo de España y que cuenta con un valor contable de más de 10 mil millones de euros.

Así, La Caixa continúa su actividad bancaria habitual de la mano de CaixaBank, que a pesar de su poco tiempo en escena ya dispone de más de cinco mil oficinas y diez millones de clientes en España. Criteria CaixaCorp 2.0 inmobiliaria es ahora un conjunto de empresas de todo tipo de sectores, donde destacan  Gas Natural, Repsol, Telefónica o Port Aventura, quienes asumen los activos tóxicos, a un precio más bajo que el de mercado, y esperan recuperar la inversión cuando concluya  la crisis económica.

A diferencia del concepto de Banco Malo a nivel estatal, este grupo sigue perteneciendo a “La Caixa”, mientras que los inversores son empresas o grupos privados en vez del Estado.

Imagen Firma